martes 9 de marzo de 2021

FOPEA reitera su repudio a los graves hechos de violencia ocurridos en Formosa, expresa su preocupación por la justificación de la represión por parte del gobierno de Gildo Insfrán y de funcionarios nacionales y hace un llamado a las máximas autoridades del país para que garanticen la plena vigencia de la Constitución Nacional.

0

09  de marzo de 2021

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) reitera su repudio a los graves hechos de violencia ocurridos en Formosa el viernes 5 de marzo, expresa su preocupación por la justificación de la represión por parte del gobierno de Gildo Insfrán y de funcionarios nacionales y hace un llamado a las máximas autoridades del país para que garanticen la plena vigencia de la Constitución Nacional. 

Durante la manifestación del viernes pasado la periodista Julieta González (Radio Parque), fue agredida físicamente y detenida por la policía cuando fotografiaba cómo la fuerza de seguridad provincial golpeaba a un menor y al periodista Maxi Galarza  (FM Fantasía), quien recibió golpes y nueve impactos de balines de goma en sus brazos. Consecuencia de esa dramática situación, el padre de Galarza, periodista y propietario de la emisora, Fernando Galarza, sufrió una crisis y tuvo que ser derivado al hospital. Por otra parte, el padre de Julieta Gonzalez, Julián González, propietario de Radio Parque, también se descompensó al ver a su hija siendo atacada por la policía y tuvo que ser atendido en su domicilio.

En una declaración difundida el 12 de febrero, FOPEA ya había advertido sobre el agravamiento de las actitudes autoritarias del gobierno formoseño que afectan el funcionamiento del periodismo. Alarma que ante los brutales hechos acontecidos en los últimos días en esa provincia, las autoridades nacionales sólo hayan tenido palabras de justificación, en lugar de un llamado a la reflexión, a la mesura y al respeto de los principios democráticos. FOPEA advierte que sin un mensaje claro de repudio de los principales actores políticos del país sobre lo sucedido, los abusos contra periodistas y la autocensura producto del temor a las represalias se verán potenciadas, y esto implica un enorme riesgo para la libertad de expresión y el derecho a la información de los habitantes de Formosa.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *